domingo, 25 febrero 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
Las Visitas de Control E-mail

 

No basta con acudir al médico tan sólo cuando se piensa que el niño está enfermo. Las visitas de control, que se hacen sin que aparentemente resulten indispensables, proporcionan, no obstante, una valiosa información, pues permiten acumular los datos necesario para poder evaluar el estado del niño y su evolución particular.


pediatrasSu historia clínica cobra, así, la máxima importancia, si en algún momento se detecta un problema porque contiene una información que puede resultar fundamental para conseguir un diagnóstico certero y par determinar la mejor manera de proceder. Los pediatras, en definitiva, son el mejor asesor para unos padres interesados en la salud de sus hijos y su tarea puede facilitarse si se le brinda toda la cooperación que necesita.


Frecuencia de los Controles
Si se respetan los intervalos de visitas indicados por el pediatra, en caso de detectarse alguna alteración se podrá actuar positivamente antes de que se produzcan secuelas importantes. El pediatra estipulará la frecuencia idónea en cada caso particular, aunque, en términos generales, y si no se advierten factores que aconsejen un control más riguroso, lo habitual es que las visitas se lleven a cabo con la siguiente periodicidad:

 

  • Desde Recién Nacido a los 6 meses una vez al mes.
  • De los 7 meses hasta el año cada dos meses
  • Desde el año hasta los 3 años cada tres meses
  • A partir de los tres años una vez al año.


Elección del Pediatra
Los bebés y los niños no son simplemente adultos pequeños, requieren un cuidado de la salud diferente. Por ello, es importante encontrar a un profesional de la salud capaz de proporcionarles un cuidado especializado.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos